6 consejos para sacar el máximo partido al autoalmacenamiento

Si estás cansado de intentar meter tus pertenencias en un espacio que realmente no te sobra, el autoalmacenamiento puede mantener tus posesiones a salvo hasta que estés listo para volver a usarlas. Pero antes de gastar tu dinero alquilando una unidad de autoalmacenamiento para guardar ropa vieja, muebles y otros artículos, ten en cuenta estos seis consejos de Barna trasteros para mantener tus posesiones tan seguras en el almacén como en tu casa.

1. Seleccione bien el establecimiento

Antes de alquilar una unidad de autoalmacenamiento, obtenga estimaciones de precios de tres lugares cercanos. Además, compruebe si la instalación es miembro de la Asociación de Autoalmacenamiento. Los miembros se rigen por un código de ética y cumplen con los estatutos de la asociación, lo que hace que las instalaciones sean responsables de los altos estándares de negocio.

2. Piense más allá del precio

Aunque, naturalmente, no quiere que le timen, no base su selección de instalaciones de autoalmacenamiento únicamente en el precio. Una de las mayores ventajas del autoalmacenamiento es la flexibilidad que ofrece a la hora de acceder a su propiedad cuando lo necesite. Asegúrese de encontrar un lugar que esté cerca para "no tener que cruzar la ciudad". Además, asegúrese de que la instalación ofrece un horario extendido que se adapte a su horario. Por último, fíjese en las medidas de seguridad de la instalación; querrá asegurarse de que sus pertenencias no son vulnerables a los ladrones.

3. Considere el entorno

Dependiendo de dónde viva y de lo que almacene, las temperaturas extremas podrían dañar sus pertenencias. Por ejemplo, el calor extremo puede hacer que los muebles de madera se deformen. Algunas instalaciones de autoalmacenamiento ofrecen unidades con control ambiental, que garantizan que las unidades se mantengan frescas en verano y cálidas en invierno. Otro factor que debe tener en cuenta es el control de plagas.

Lo último que querrá ver cuando abra su unidad de autoalmacenamiento es una rata correteando detrás de una caja. Averigüe si la instalación de autoalmacenamiento ofrece servicios de control de plagas o considere la posibilidad de pagar por dichos servicios usted mismo.

4. Asegúrate de que tus pertenencias están aseguradas

Si algo es lo suficientemente valioso como para que pagues por almacenarlo, no te arriesgues a perderlo en una catástrofe como un incendio o un derrumbe del techo. Si tienes un seguro de vivienda o de alquiler, pregunta a tu agente si los objetos de tu unidad de autoalmacenamiento están cubiertos por tu póliza. Si no lo están, compre al menos la cantidad mínima de seguro ofrecida por la instalación de autoalmacenamiento.

5. Almacene sus artículos de forma eficaz

No se limite a tirar todos sus artículos en una unidad de autoalmacenamiento al azar. Asegúrate de que toda la ropa, las sábanas y las cortinas estén limpias, y guarda los objetos pequeños en cubos y cajas para maximizar el espacio. Si bien puede comprar suministros de almacenamiento de los profesionales de la mudanza o de una instalación de almacenamiento, ahorre dinero mediante el uso de contenedores que tiene alrededor de la casa, como cofres y cajas de sombreros.

6. Saber dónde están tus objetos

Cuando se trata de colocar los artículos en una unidad de autoalmacenamiento, considere la frecuencia con la que necesitará sacar ciertas posesiones. Los artículos que utilizará con frecuencia más cerca de la puerta para facilitar el acceso. Además, amortigüe los artículos frágiles y colóquelos hacia la parte superior de la unidad de autoalmacenamiento. Por último, etiquete sus cajas y cree una lista de comprobación que guarde en casa para poder encontrar más fácilmente sus pertenencias cuando las necesite, dice la asociación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Utilizamos cookies para seguridad de nuestros lectores y mejor experiencia al usuario en nuestra web.